compartir en:

El fiscal general Eric Schneiderman informó a los neoyorquinos que ahora pueden solicitar una indemnización de un fondo nacional de 586 millones de dólares si fueron engañados para enviar pagos a los estafadores que utilizan los servicios de transferencia electrónica de Western Union.

Administrado por el Programa de Recuperación de Activos para Víctimas del Departamento de Justicia, este fondo fue creado como resultado de un acuerdo multi-estatal alcanzado por Schneiderman, otros 49 estados y el Distrito de Columbia con Western Union en enero de 2017.

Los neoyorquinos pueden ser elegibles para recibir compensación si fueron víctimas de una transferencia inducida por fraude usando Western Union entre el 1 de enero de 2004 y el 19 de enero de 2017. Más de 30 mil neoyorquinos se vieron afectados por dichas estafas de transferencia y perdieron aproximadamente 35 millones de dólares como resultado.

"Me complace que este fondo permita que miles de víctimas de fraude en Nueva York reciban la compensación que merecen", dijo el fiscal. "Aliento a los neoyorquinos a permanecer atentos cuando reciban solicitudes y denuncien posibles fraudes en mi oficina. Continuaremos trabajando con las empresas para mejorar sus esfuerzos de lucha contra el fraude y proteger a los consumidores de los estafadores ".

Los neoyorquinos que informaron a Western Union o a la fiscalía general que habían sido víctimas de una estafa utilizando Western Union pueden recibir un formulario de reclamo por correo. El formulario de reclamo será enviado por el administrador del acuerdo en las próximas dos semanas y contendrá instrucciones que explicarán cómo los consumidores pueden presentar su reclamo para recibir una compensación.