compartir en:

Por Óscar Reyes

La migración también se vive en México, prueba de ello es “Al otro lado del muro”, documental del español Pau Ortiz que muestra la vida de dos hermanos hondu­reños que viven en tierra azteca, mientras que su mamá se encuen­tra en la cárcel, culpada injusta­mente de secuestro.

El rodaje se realizó en San Cris­tóbal de Las Casas, Chiapas, donde Rocío y José Morales Rico tratan de sobrevivir a pesar de no tener do­cumentos oficiales, por lo que am­bos adolescentes tienen que traba­jar en empleos mal pagados.

“Esta película invita a reflexio­nar de que quizá el muro no sólo está en Estados Unidos con Méxi­co. No sólo es hablar de Donald Trump, sino de nuestros muros”, afirmó Emilio Altuna, productor, en conferencia de prensa.

Una historia trágica

Dos años y cuatro meses estuvo encarcelada la mamá de Rocío y José, por lo que ambos adolescen­tes tuvieron que hacerse cargo de sus hermanos pequeños, los cua­les sufrían desnutrición.

Actualmente, los dos tienen la residencia mexicana; sin embar­go, con el documental quieren ex­presar que muchos migrantes su­fren discriminación y abusos.