compartir en:

En un burdel que se encuentra en la colonia 20 de Noviembre, Puebla, son explotadas 30 mujeres, algunas de ellas menores de edad, y a quienes se les exige tener hasta 16 encuentros sexuales por día y cobrar cada uno en 150 pesos. De cada servicio sexual perciben solamente un 40 por ciento, dio a conocer el portal Página Negra.

Denuncia

Un grupo de mujeres que son explotadas en el lugar, denunciaron al portal que los administradores del sitio inicialmente las apoyaban rentándoles los cuartos, sin embargo ahora son prácticamente víctimas de trata pues les exigen horarios y les quitan la mayoría de sus ganancias, además que han notado que varias de sus compañeras son menores de 18 años.

La casa se encuentra en la calle 9 Norte, número 7208, de la colonia 20 de Noviembre, frente al hotel que tiene el mismo nombre. La casa de citas carece de algún tipo de anuncio y la puerta central tiene solamente una cortina que cubre lo que ocurre al interior.

En la “casa de citas” las víctimas ofrecen  bebidas alcohólicas a los usuarios mientras esperan ser elegidas por los hombres que van llegando.

De acuerdo a varias de las mujeres que laboran en el lugar, se les exige cumplir con un horario que va de las 11 de la mañana hasta las 7 de la noche.

“Cuando los abren cumplen con todo para que no los cierren. Pero hemos visto niñas que están muy chiquitas. Yo calculo que hasta de 12 años de edad. Pero como el sitio no está vigilado, no les hacen nada”, comentó una de las trabajadoras sexuales que pidió no revelar su nombre.

A decir de las denunciantes, no todas las mujeres que se encuentran ahí cuentan con una credencial de elector. A todas las que piden trabajo originalmente se les indica que el lugar solamente se les renta una habitación “por su seguridad” pero una vez enganchadas son obligadas a trabajar las ocho horas y se les imponen los clientes así como el número de encuentros sexuales.

Explotación

Al día pueden tener hasta 16 servicios sexuales, pues el operador del lugar les exige que pasen media hora con cada cliente. Además, los padrotes establecieron una cuota mínima de 150 pesos por encuentro.

“Tienes que estar desnuda. El encuentro dura media hora mínimo. Y te obligan a que hagas sexo oral y dos posiciones. Aquí no te puedes negar porque en cuanto te niegas te castigan”, comentó una de las trabajadoras sexuales.

Ya que las chicas fueron enganchadas para dar sus servicios en el lugar, los padrotes les exigen 90 pesos de los 150 que perciben por cada relación sexual. Ellas únicamente se quedan con apenas 60, lo cual no representa ni 500 pesos por todo un día de su jornada de explotación.

En el último reporte de la PGR se informa que Puebla es la segunda entidad de más casos entre 2008 y 2014, con 69 expedientes; solo por debajo del Distrito Federal, que cuenta con 112 casos.

En 14 municipios del estado de Puebla existen, por lo menos, 107 centros nocturnos donde son explotadas mujeres menores de edad para el comercio sexual. Se tienen ubicadas adolescentes entre 13 y 16 años explotadas en lugares de Puebla, Tehuacán, Atlixco, Huejotzingo, Ajalpan, Esperanza, Libres, Tecamachalco, Tepeaca, Teziutlán, Xicotepec, Zacapoaxtla, Zacatlán y Tetela de Ocampo.

 

Con información de Página Negra