compartir en:

David Patiño asumió como entrenador “interino” de Pumas para revertir el mal paso del equipo

Por Israel González

Con una sonrisa de oreja a oreja, aunque un tanto agobiado por la presencia de tantos reporteros, fue presentado David Patiño como entrenador de Pumas, tras la renuncia de Sergio Egea, pero sin dejar en claro si se trata de un interinato.

Patiño explicó que la directiva le llamó el lunes por la noche para "tomar el equipo y sacarlo adelante" en las seis jornadas que restan del torneo.

Patiño comentó que lo primero que intentará como entrenador de Pumas será revertir los malos resultados para recobrar la confianza y el ánimo, ya que "hay un luto y una vergüenza deportiva" entre los jugadores. “Vamos a partirnos la madre en cada partido”, aseguró.

Aunque fue anunciado como “interino”, Patiño dijo que ese título no le importa y dejó abierta la posibilidad de permanecer en el banquillo  después de este torneo, pues está consciente que "nosotros (los técnicos) vivimos de los resultados".

Patiño, quien durante años ha trabajado con el equipo Sub 20, agradeció la confianza de la directiva y opinó que esa decisión demuestra congruencia por mantener la “línea de pensamiento” en la institución y que no se impongan cosas “desde afuera”.

David Patiño llega por tercera vez como entrenador interino de Pumas: la primera vez fue tan sólo por un día, en el Apertura 2013; y la segunda ocasión en el Apertura 2014 y únicamente dirigió un encuentro, que fue de Torneo de Copa MX, mismo que perdió 2-1 ante Venados de Yucatán.

¿El problema es la plantilla?

Podría parecer que la principal causa de la crisis de Pumas son los jugadores tras el paso de dos entrenadores en 11 partidos, sin embargo, David Patiño no lo ve así y pidió respeto para ellos y para sus antecesores.

Lo que si admitió es que no cuenta con una plantilla tan vasta, pues hay muchos canteranos, además de que existe una amplia brecha entre los más experimentados y los que acaban de debutar.