compartir en:

Un grupo de 15 adolescentes y niños fueron infectados de rabia luego de tener sexo con una burra contagiada por esta enfermedad.

Según lo que informó el sitio web LeSiteInfo, los menores de entre 7 y 15 años acudieron al hospital para ser atendidos, cuando los doctores se dieron cuenta que estaban enfermos de rabia, ellos no tuvieron más remedio que aceptar lo que habían hecho.

Confesaron que no fueron mordidos, sino que habían tenido sexo con la burra, sin saber que estaba contagiada. 

Este suceso causó gran conmoción en toda la localidad y las familias se sintieron avergonzadas, además el propietario se cansó de las habladurías por lo que terminó sacrificando al animal.