compartir en:

Según las investigaciones preliminares, el incidente se debió a la depresión que sufría por las fuertes críticas y acoso que recibió un par de días atrás en Twitter, luego de que se rehusara a grabar una escena de una película para adultos con un actor que había hecho porno gay.

Según el portal The Blast, servicios forenses del condado de Ventura en California, certificaron la muerte por asfixia y aseguran que la actriz canadiense se ahorcó para suicidarse.

El último mensaje desde su cuenta de Twitter, causó polémica, ya que en apariencia se despide escribiendo “Jódanse todos”.

“No es homofobia. La mayoría de chicas no graban con hombres que han hecho porno gay por seguridad. Así es como lo hago yo. No quiero poner mi cuerpo en riesgo, no conozco lo que ellos hacen en sus vidas privadas”, se defendió Ames.

Luego de ser acusada de homofóbica, respondió “no voy a poner mi cuerpo en peligro” agregando que no tenía nada en contra de la homosexualidad e incluso señaló que ella misma se sentía atraída por mujeres.

La defensa continuó al día siguiente al escribir que no tenía nada porque disculparse.

La noticia fue confirmada por Kevin Moore, su esposo y director, “Era la persona más buena que conocí y representaba todo para mí”.

La actriz canadiense participó en 270 películas porno desde los 19 años cuando alcanzó la fama en la industria y estuvo nominada varias ocasiones a la mejor intérprete femenina del año en los premios AVN, que son considerados los Oscar del cine para adultos, los cuales le rendirán un homenaje en su edición de 2018.