compartir en:

El partido de la Europa League, entre Lyon y Everton, tuvo un episodio peculiar durante el segundo tiempo, que terminó en una trifulca muy cerca de las tribunas y en la cual se involucraron algunos aficionados, entre ellos uno con un niño en brazos.

Todo comenzó al minuto 63, cuando se ejecutó un tiro de esquina, el remate fue desviado y el balón dio un bote alto el cual recogió el portero del Anthony Lopes, pero al saltar el capitán del Everton, Ashley Williams, lo empujó y el arquero fue a dar hasta los anuncios de publicidad.

Esta situación molestó a compañeros del arquero y se armó la trifulca. Al estar tan cerca de las tribunas, fue fácil que algunos jugadores intervinieran y uno de ellos, que llevaba un niño en brazos. Al final, Everton cayó en casa 1-2 ante el Lyon.