compartir en:

El número de visas otorgadas a mexicanos para realizar trabajo temporal en Estados Unidos ha aumentado durante el presente año, pese a las duras políticas migratorias impulsadas por el presidente Donald Trump, reveló hoy The Wall Street Journal (WSJ).

En una nota publicada este martes en su página de internet, el diario asentó que en los primeros nueve meses del año fiscal 2017, iniciado el 1 de octubre, el Departamento de Trabajo certificó a más de 160 mil trabajadores temporales agrícolas, la mayoría de los cuales son mexicanos.

Esa cifra de visas para trabajadores en la cosecha de moras, tabaco y otros cultivos en Estados Unidos aumentó 20 por ciento en los primeros nueves meses del año fiscal 2017 con respecto del mismo periodo del año anterior, de acuerdo con el Journal.

Asimismo, el número de visas H-2A emitidas en 2012, que ascendieron a 82 mil 248, casi se duplicó en 2016, cuando sumaron 165 mil 741. Estados Unidos no impone límites en el número de este tipo de visas.

Más allá de la agricultura, también ha aumentado la emisión de otro tipo de visas para trabajadores temporales en Estados Unidos en respuesta al incremento de la demanda de mano de obra no calificada, precisó el Journal.

El Departamento de Seguridad Nacional en julio elevó el límite anual de las visas H-2B en más del 20 por ciento, para sumar 81 mil. La mayoría de los trabajadores que reciben este tipo de visa también son de México.

Entre los empleadores que solicitaron el año pasado visas bajo el programa H-2B destacan dos propiedades de la Organización Trump: el centro turístico Mar-a-Lago, en el estado de Florida, y un viñedo en el estado de Virginia.

En general, las visas otorgadas a trabajadores temporales bajo los programas H-2B y H-2A casi se duplican desde el año 2011, y su tendencia apunta al alza, con lo que podrían igualar su máximo nivel, alcanzado en el año 2008, precisó el diario.

En 2008, las visas emitidas a trabajadores temporales era de alrededor de 330 mil, en tanto que durante los primeros nueves meses del año fiscal 2017 suman ya alrededor de 270 mil.

En ese sentido, el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, ha señalado que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) probablemente abordaría el programa de visas profesionales.

Los defensores de los inmigrantes han impulsado la ampliación de ese programa para incluir una gama más amplia de profesiones, aunque el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue, descartó abordar en las renegociaciones del TLCAN la mano de obra en este sector productivo.

Por su parte, legisladores de ambos partidos han instado a las autoridades federales a mantener un límite en el número de visas H-2B que emiten.

Estos legisladores señalan que estas visas eliminan trabajos en Estados Unidos, bajan salarios y permiten a algunos empleadores abusar de los trabajadores extranjeros invitados, privarlos de salarios y participar en la trata de personas.

En ese sentido, abogados de inmigración y grupos de derechos de los migrantes aseguran que el fraude en la contratación de trabajadores temporales se ha incrementado.

El Centro para los Derechos de Migrantes, con sede en Ciudad de México, afirmó haber recibido 242 denuncias relacionadas con fraude y otros abusos por parte de reclutadores de trabajadores mexicanos invitados en 2016. Y las quejas han aumentado en 30 por ciento en lo que va del presente año.