compartir en:

Thomas Homan, director interino de ICE, dio a conocer que desde la llegada del presidente Donald Trump, su agencia ha aumentado los arrestos de indocumentados a más de 41,000 inmigrantes y deportado a más de 56,000 personas.

El funcionario celebró estas cifras y que prometió empujar “al 100%” las operaciones policiales para fortalecer la seguridad ciudadana.

Continuando con los datos, entre el 22 de enero y el 29 de abril pasados, la agencia arrestó a 41,318 inmigrantes indocumentados, un aumento del 37,6% respecto a los 30,028 del mismo período en 2016. También deportó a 56,315, un descenso del 12% debido a demoras en los tribunales.

Homan destacó el profesionalismo y rigor con la que sus hombres hacen cumplir las leyes de inmigración, y minimizó críticas de que su agencia agiliza un plan de deportación masiva.

“Llevo 33 años en esto y algo que verdaderamente me asombra en estos últimos meses es la denigración de los oficiales de ICE… nadie denigra a un policía por hacer su trabajo (en otras áreas) y arrestar a alguien que no se presentó a un tribunal. Nuestros agentes prometieron hacer cumplir las leyes, es exactamente lo que vamos a hacer y no vamos a ofrecer disculpas”, dijo Homan.

“Somos una agencia policial y haremos cumplir las leyes, con criminales y no criminales, porque esa es nuestra tarea… ¿Que si tenemos un plan para ampliar los centros de detención, si lo necesitamos?, sí lo tenemos”, enfatizó Homan, al señalar que ICE empujará “al 100%” sus operaciones policiales.

El director de ICE aclaró además de todos los inmigrantes que han sido detenidos, han llevado un debido proceso, una vez que agotan sus recursos y apelaciones y reciben una orden de deportación final de un juez de Inmigración.

En cuanto a las nacionalidades, de acuerdo con los números presentados, la cantidad de inmigrantes mexicanos detenidos, ha ido a la baja, a comparación de los que provienen de Centroamérica.