compartir en:

El pasado miércoles un bombero de Nueva Jersey respondió a un llamado de emergencia sin imaginar que era su propia casa la que se encontraba bajo las llamas.

De acuerdo al portal The Courier-Post, Jason Penwell era voluntario en el equipo de bomberos, y ese día se encontraba en el cuartel del Tabernáculo y dijo que "nunca pensó" que podría ser su hogar cuando recibió la alerta.

Alrededor de las 15:30 horas su hijo, un estudiante de primer año de secundaria, notó el incendio cuando regresaba de la escuela y dio aviso a las autoridades correspondientes, quienes tardaron una hora en apagar el fuego, sin reportar pérdidas humanas o heridos.

La casa se declaró como pérdida total, según Dave Smith, jefe de bomberos del Tabernacle. 

Tras este accidente se lanzó una recaudación de fondos en línea la cual ha recaudado más de $10,000 para ayudar a la familia.

Hasta el momento se desconoce la causa del incendio y el caso aún está bajo investigación.