compartir en:

Este lunes se generaron grandes incendios en la región vinícola de California cobrando la vida de al menos 15 personas y dejando un centenar de heridos.

De acuerdo al director del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California, Ken Pimlott, señaló que las llamas ardían “en una tasa explosiva” debido a los vientos de 80 kilómetros por hora que se registraron la noche de ayer.

Este hecho natural hizo que se provocaran 14 grandes incendios en una región de 320 kilómetros (200 millas) al norte de San Francisco, desde Napa en el sur a Redding en el norte.

Un incendio avanzó por los cañones en los vecindarios ubicados en las colinas del condado Orange, que consumió varias residencias y obligó a la evacuación de los residentes de unas mil viviendas.

Asimismo, el gobernador Jerry Brown declaró estado de emergencia en los condados de Napa, Sonoma y Yuba.

Además, mil 500 viviendas y negocios quedaron destruidos y miles de personas tuvieron que huir de las llamas que avanzaban sin control.

La mayoría de los heridos fueron atendidos por inhalación de humo, según St. Joseph Health, que gestiona hospitales en la zona de Santa Rosa. Dos personas estaban en estado crítico y una más tenía lesiones graves.

 

Este percance se registra como el peor incendio en la historia reciente de California fue en Cedar, en el condado de San Diego en 2003, que destruyó más de 2.800 hogares. En 2007, otro fuego, también en el condado de San Diego, destruyó 1.600 hogares. Los dos ocurrieron en octubre, mes que suele concentrar los incendios en California debido a los conocidos como “vientos del diablo”