compartir en:

China continuó hoy con sus misiones espaciales al lanzar un satélite de exploración terrestre a bordo de un cohete Gran Marcha-2D, el cual despegó desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan, en la suroccidental provincia china de Sichuan, en el desierto de Gobi.

El satélite, lanzado a las 12:11 horas locales, será utilizado principalmente para la exploración de detección remota de los recursos de la tierra, informó la agencia china de noticias Xinhua, sin ofrecer más detalles.

Se trata del lanzamiento número 15 de China en lo que va de este año y el séptimo desde finales de octubre anterior.

El satélite fue desarrollado por la Academia de Tecnología Espacial de China (CAST), que investiga, desarrolla y fabrica satélites y naves espaciales y es una filial de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC), el principal contratista del programa espacial chino.

La Academia de Vuelo Espacial de Shanghai (SAST), otra entidad propiedad de CASC, desarrolló el vehículo de lanzamiento Larga Marcha-2D.

Apenas el pasado 25 de noviembre, China lanzó con éxito satélites de teledetección diseñados para llevar a cabo sondeos electromagnéticos y otros experimentos.