compartir en:

Este martes se conmemoró el quinto aniversario del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), por el cual cientos de personas asistieron a la Casa Blanca para pedirle al presidente Donald Trump que preserve los beneficios para 800 mil "dreamers".

Aunque la mayoría de asistentes al mitin, celebrado en el Parque Lafayette, ubicado frente a la Casa Blanca, eran inmigrantes latinos, también recibieron muestras de solidaridad de capitalinos estadounidenses de nacimiento, algunos de los cuales portaban carteles de apoyo.

“Los jóvenes inmigrantes llegaron para quedarse”, rezaba la consigna de la representante de la organización Advocates For Youth.

Como muestra de solidaridad la Universidad de Miami busca darles aliento a los “soñadores” a través de un programa donde se ampliarían las becas para estudiantes indocumentados a brillantes alumnos de bachillerato con claras “necesidades financieras” que aspiran a cursar estudios universitarios.

Esta ampliación se realizará a partir de otoño de 2018, donde el programa de becas de la UM denominado U Dreamers garantiza sufragar los costes académicos de los estudiantes sin papeles que “demuestren necesidades financieras” para cursar estudios universitarios.

La ayuda económica asciende a 25.000 dólares anuales y es renovada automáticamente durante cuatro años, de igual modo, incluye la matrícula, costos de vivienda en el campus, plan de comidas, seguro de salud universitario y un subsidio para una computadora portátil.