compartir en:

Durante el IV Congreso sobre Salud y Migración, se reveló que en los cruceros de las calles de la ciudad de Puebla existen al menos entre 800 y mil migrantes centroamericanos, controlados por grupos delictivos, pero se tiene registrada otra cantidad similar o mayor que está involucrada con el crimen organizado y se filtra en municipios del interior del estado.

Estas revelaciones las hizo el sacerdote Gustavo Rodríguez Zárate, de la Parroquia de la Asunción y de la Pastoral de Migración, que tiene albergues para los migrantes en tránsito en Puebla, Huauchinango, Esperanza y otras partes del estado.

Pero los que se están quedando en Puebla, agregó, no siempre son lo mejor, ya que son personas que estuvieron involucradas con organizaciones delictivas, como la mara y otras. Los que son líderes encuentran en los migrantes más jóvenes la oportunidad para explotarlos. Hay hoteles contratados para albergar a esos migrantes que salen a la calle a mendigar, y donde tienen que pagar cuotas.

Los ponentes en el foro señalaron que el Gobierno no tiene una política definida de mejor trato a los migrantes.