compartir en:

La Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX) despidió con honores al policía José Hernández García, quien murió ayer en cumplimiento de su deber, tras ser atropellado al impedir el robo de combustible en una gasolinería de la delegación Miguel Hidalgo.

El policía Hernández García, de 35 años, que ingresó a la Policía de la Ciudad de México el 16 de noviembre de 2006, acudió a la calle Ex Arzobispado, en la colonia Observatorio, luego de que vecinos indicaron que el conductor de una camioneta Ford Lobo, color negro, intentó robarse el combustible de la gasolinería por lo que el policía buscó impedirle el paso y fue arrollado.

Una ambulancia del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) arribó al punto y trasladó a Hernández García con traumatismo craneoencefálico severo a un hospital de la colonia San Miguel Chapultepec donde horas más tarde falleció.

Tras ofrecer el pésame a los familiares del policía Hernández García, el titular de la SSP-CDMX, licenciado Hiram Almeida Estrada, señaló que la dependencia a su cargo brindará todo el apoyo, tanto jurídico como económico, a sus deudos, al tiempo en que comentó que se creará un fideicomiso en beneficio de sus hijos.

El policía José Hernández García, originario de Veracruz, que se caracterizó por su buena conducta y vocación de servicio, al grado que no le importó sacrificar su vida para evitar el robo en una gasolinera, deja viuda a su esposa y huérfanos dos pequeños, de tres y cinco años de edad.