compartir en:

El ICE lo detuvo cuando el joven les contó que había ganado una beca universitaria

Lizandro Claros Saravia, de 19 años y su hermano Diego, de 22, son dos migrantes salvadoreños que serán deportados a su país luego de ser detenidos por ICE el viernes en una revisión de rutina.

Ambos jóvenes no tenían antecedentes criminales y eran considerados buenos muchachos, incluso Lizandro había ganado una beca universitaria para jugar futbol debido a sus dotes mostrados en categorías inferiores.

 Sin embargo, esa beca pudo haberle arruinado su sueño a Lizandro y a su hermano al contarle esto a los policías del ICE, quienes supusieron la intención de ambos jóvenes por permanecer en Estados Unidos.

“Estos muchachos no hicieron algo malo, estos chicos han sobresalido”, declaró uno de sus profesores al Washington Post. Varias personas se han unido para reunir dinero y apoyar a los hermanos.

Los hermanos ya tenían una orden de deportación emitida por un juez en 2012. Lizando, quien jugó cuatro años con el Bethseda Soccer Club, iba a partir el miércoles para las prácticas con el Louisburg College, de Carolina del Norte.