compartir en:

Las fotografías de un grupo de mujeres dando a luz en medio de una sala de espera de un hospital público, han desatado la indignación de la comunidad internacional y la polémica en torno a la crisis económica y social por la que está pasando Venezuela.

Las imágenes fueron captadas en el Hospital Pastor Oropeza, de la provincia de Lara del país sudamericano y dejan ver el deplorable estado y condiciones de salud pública con las que son atendidas las mujeres en su proceso de parto.

Tanto el presidente Nicolás Maduro como la oposición se han pasado la responsabilidad de este escándalo.

Tras el revuelo que causó la imagen, autoridades venezolanas tuvieron que salir a explicar por qué las autoridades sanitarias se vieron obligadas a improvisar una sala de partos en la sala de espera, ya que no había suficientes camas para todas las mujeres.

Aunque minutos más tarde, el director regional de Salud del estado de Lara, Ruy Medina, contó a otra versión. El funcionario reconoció el problema con el suministro de agua, lo que retrasó la atención a las mujeres, pero aclaró que estas acciones se debieron a los continuos apagones en la zona

Ante la difusión de dicho material, dos estudiantes de medicina y cinco trabajadores del hospital venezolano fueron detenidos este lunes.