compartir en:

En la Catedral de Santiago en Compostela, España, dos monaguillos quisieron hacer una broma y terminaron detenidos en la cárcel tras ser sorprendidos metiendo marihuana. 

Los hechos ocurrieron el 6 de enero durante la celebración de la  Epifanía del Señor. 

Varios asistentes aseguraron que el lugar se había llenado de un olor extraño; al terminar la misa, dos de los monaguillos fueron detenidos por las autoridades luego de que se confirmara que se trataba de marihuana. 

"Fue una broma que se nos ocurrió durante el cotillón de Nochevieja, compramos medio kilo de maría [marihuana] y lo metimos dentro del botafumeiro, seguro que la gente ha salido de la Catedral más contenta que nunca", declaró uno de los jóvenes.

Al final, fueron liberados pero ahora no podrán volver a desempeñar sus funciones en la iglesia.