compartir en:

El caso de Oswaldo Alanís y Chivas llegó a buen término. El jugador y la directiva del Rebaño se reunieron y al fin el zaguero podrá tener participación en el primer equipo, a pesar de que no renovará contrato y quedará como agente libre al final del Clausura 2018.

Una vez finalizado el torneo y el contrato con Chivas, Alanís quedará en completa libertad para contratarse con cualquier equipo sin que éste tenga que pagar alguna cantidad al Rebaño.

Matías Almeyda, técnico del cuadro tapatío, había adelantado la semana pasada que al no renovar contrato, Alanís no tendría actividad en partidos a lo largo del Clausura 2018, pero sí podría entrenar con el primer equipo para mantenerse en forma. El estratega argentino cumplió su palabra, pues en la primera jornada no convocó al defensa para el juego contra Toluca; tampoco alineó con el equipo Sub 20.

Ante la cercanía del Mundial de Rusia, el jugador buscaba mantenerse en ritmo y así llegar y asegurar así su llamado con la Selección Mexicana, por lo que se planteó la posibilidad de jugar incluso en la Segunda División de España.

Sin embargo la directiva decidió habilitarlo tras negociar con el propio jugador y su representante, Caleca Manfredi, y de esta manera Almeyda podrá elegirlo, si así lo considera, para el juego del sábado contra Cruz Azul. Tras esta resolución, el resto del plantel recibió a Alanís como si fuera un refuerzo nuevo y le aplicó la tradicional fila india.

Con la habilitación de Alanís, el timonel encuentra una solución a los problemas en defensa, ya que el experimentado Jair Pereira no logra recuperarse de una pubalgia que le ha impedido jugar desde el torneo pasado.