compartir en:

Uno de los ídolos de Cruz Azul, el argentino Julio Zamora, se debate entre la vida y la muerte, pues sufrió este sábado dos infartos en la zona posterior del cerebro, en Bolivia, donde dirige al Real Potosí.

El exfutbolista fue internado en un hospital de la ciudad de Cochabamba, donde se reporta en estado delicado. Su hijo, Brayan Zamora, explicó que el estado de salud de su papá se complicó debido a que padece diabetes.

Los últimos reportes indican que se ha filtrado líquido en las zonas infartadas, por lo que los médicos especialistas intentan drenar mediante sondas.

El estado de Julio Zamora impide a los médicos intervenirlo quirúrgicamente, pues cualquier movimiento en las zonas infartadas podrían ocasionarle una muerte cerebral.

La directiva de Cruz Azul ha mantenido contacto con Sandra, esposa del exjugador, para conocer la evolución de Julio, asimismo, los familiares han expresado agradecimiento por las muestras de apoyo que le han hecho llegar aficionados desde México.