compartir en:

Estados Unidos notificó este jueves a Naciones Unidas (ONU) que saldrá de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) a partir del 31 de diciembre de 2018, aunque decidió permanecer como observador permanente.

El Departamento de Estado sostuvo que su decisión refleja la preocupación de Estados Unidos con el “prejuicio anti-Israel” de la Unesco y la necesidad de una reforma fundamental en el organismo dedicado a la educación, la ciencia y la cultura.

“Estados Unidos indicó (...) su deseo de permanecer involucrado con la Unesco como Estado observador no-miembro para contribuir con el punto de vista y experiencia de Estados Unidos en algunos asuntos importantes de la organización”, señaló.

MOTIVOS

"Esta decisión no se tomó a la ligera, y refleja la preocupación de Estados Unidos con los crecientes atrasos en los pagos (de las contribuciones) a la Unesco, la necesidad de una reforma fundamental en la organización, y el continuo sesgo contra Israel", dijo la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert.