compartir en:

Una empresa en China castigo a sus empleados de una forma muy peculiar, tras no lograr los objetivos comerciales fueron obligados a beber agua del inodoro.

Ellos mismos sacan el agua

A través de un video se muestra como varios trabajadores sacan agua del retrete con una taza y comienzan a beberla.

Los hechos ocurrieron en la localidad de Guang’an provincia de Sichuan y tras cumplir con el castigo, se comunicó que una empleada se tuvo problemas estomacales.

Este no es el único caso que se reportó en el país, pues el año pasado una firma de construcción de Hanzhong obligó a sus trabajadores a comer gusanos vivos enfrente del público por la misma meta.