compartir en:

El empresario dijo que le robaron 8 mil millones de pesos y que el club es un proyecto mucho más importante para él que sólo divertirse con el futbol

La disputa legal que estalló en 2015 entre el propietario de las ChivasJorge Vergara, y su exesposa Angélica Fuentes fue un verdadero dolor de cabeza para el empresario, la cual le costó millones de pesos, pero de la que aprendió mucho, aseguró.

“Aprendí mucho de estos siete años que eché a perder con una decisión equivocada, escoger a la persona equivocada para que dirigiera la compañía y pasara a dirigir mi vida personal", comentó durante un evento de innovación tecnológica en Guadalajara, Jalisco.

Vergara reveló que los malos manejos de su exesposa en sus empresas le costaron perder mucho dinero que lo llevó a estar casi quebrado debido a las deudas.

“Cuando me enteré que la auditoría me dijo que me habían robado ocho mil millones de pesos, que los debía y que estábamos quebrados, la motivación fue exactamente esa: ¿cómo le hago para pagar los ocho mil millones de pesos y no quedar mal?”, manifestó.

En lo deportivo, Vergara dijo que desea que Chivas califique al Mundial de Clubes del 2018 y está seguro que acertó en la contratación del entrenador Matías Almeyda.

“Hace dos años y medio decidimos traer a una persona que les ayudar (a los jugadores) a cambiar, que coordinara el corazón y la cabeza con la pasión y la inteligencia”, comentó.