compartir en:

Este martes se dio a conocer el caso de un padre indocumentado de origen ecuatoriano que se encuentra resguardado en una iglesia para evitar la deportación. 

Marco Reyes entró a la congregación metodista esperanzado para poder luchar en contra de la deportación. 

"Solo un milagro puede solucionar esto. Estamos esperando un milagro", declaró Reyes a Noticias 41

Hace apenas dos semanas, Nury Chavarría, una madre guatemalteca también entró en una congregación el mismo día en el que supuestamente tomaría un avión en Nueva Jersey para volver a su país. Pero pudo obtener un recurso conocido como stay, el cual suspendió temporalmente su deportación.

Lo mismo ocurrió con Marco Reyes, quien al igual que Chavarría tenía que tomar un avión este martes. 

Con información de Univisión.