compartir en:

Ante las constantes detenciones de jovenes indocumentados mejor conocidos como "dreamers" por parte del gobierno de Estados Unidos, un grupo de 39 senadores del Partido Demócrata pidieron a Elaine Duke, secretaria interina de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés), que no use los datos personales como ayuda para realizar las capturas.

"El Gobierno de Estados Unidos se comprometió con estos jóvenes a que la información que proporcionasen no se utilizaría en su contra o contra sus familias (...), y la gente que solicitó el programa DACA confió en este seguro para postularse", señalaron los senadores en la carta dirigida a la Secretaría.

Los demócratas exigieron que se detalle el número y los casos de beneficiarios del DACA cuya información terminó ya en manos del ICE.
 

"Como consecuencia de la decisión de la Administración de dar por terminado el DACA, cientos de miles de personas que confiaron al Gobierno de EU una gran cantidad de información personal detallada sobre ellas y sus familias viven con miedo", agregaron.

Hay que señalar que, estos datos de los jóvenes indocumentados entraron en controversia una vez que Donald Trump llegó a la presidencia, pues había incertidumbre en cómo utilizarían la información.

El número de dreamers que desde el 2012 acogieron el programa DACA asciende a más de 800 mil jóvenes que dieron todo tipo de información en el proceso.

Este programa fue promovido por Obama y protegió de la deportación de estos jóvenes indocumentados, que llegaron de niños al país y a los que se conoce como "soñadores" o "dreamers.