compartir en:

Texto y foto: Óscar Reyes

A pesar de las adversidades, la fa­milia es el apoyo incondicional de todas las personas, ese es el tema principal de “Cuando los hijos re­gresan”, película que a través de la risa busca que los espectadores valoren a sus seres queridos.

La cinta está bajo la dirección de Hugo Lara, quien destacó que la cinta es una alusión de “Cuan­do los hijos se van”, filme dirigido por Juan Bustillo en 1941; sin em­bargo, comparó las diferencias so­cioeconómicas de ambas épocas y lo que actualmente orilla a los hijos a permanecer en el hogar de sus padres.

En conferencia de prensa, Lara afirmó:

“En aquella trama se van los hijos y los papás lloran porque se quedan solos. En este juego de situaciones se muestra a una fa­milia distinta de los años cuaren­ta, debido a que la situación eco­nómica ha cambiado”, afirmó el director mexicano.

Enfatizó que “Cuando los hijos regresan” no es una crítica a la generación millennials; conside­ró que el filme está abierto a las interpretaciones de las personas para que se identifiquen con el filme que se estrenará el 21 de di­ciembre en México y el próximo año en Estados Unidos.

Unidos por sangre

El elenco de la cinta está con­formado por Carmen Maura y Fernando Luján, quienes inter­pretan a Adelina y Manuel, una pareja de esposos que viven so­los y felices en su casa, mientras que sus hijos Carlota (Cecilia Suárez) y Chico (Erick Elías) han hecho una vida fuera del hogar.

Sin embargo, Rafis (Francis­co de la Reguera) regresa a vivir con ellos porque niega a casarse con su novia Violeta (Esmeralda Pimentel). La familia se vuelve a juntar una vez que Carlota se separa de su esposo y Chico tie­ne malas decisiones en los ne­gocios.

“Mi papel es el de la mujer ma­dura que tiene miedo de quedar­se sola, ‘Violeta’ ya tiene 35 y quie­re casarse y tener hijos, mientras que ‘Rafis’ aún no madura y no quiere comprometerse con nada”, sostuvo Pimentel.