compartir en:

Por su destacada labor altruista a favor de la salud de los mexicanos, la Fundación Duerme Tranquilo, A.C., obtuvo la Medalla de Oro que otorga Casita María Center for Art and Education, institución con sede en Nueva York, que apoya a la población hispana a través de programas de estudio y capacitación de alta calidad.

Esta Fundación se enfoca a la reconstrucción de los centros de salud de las comunidades más lastimadas por los sismos del pasado mes de septiembre en Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos y Ciudad de México.

Durante la cena de gala “Fiesta 2017” que preside la Sra. Jaqueline Weld Drake, se otorgó esta medalla a la Sra. Rosaura Henkel, presidenta de Duerme Tranquilo, quien se ha enfocado en trabajar por la salud de México, brindando ayuda real y solidaria a los grupos más vulnerables.

“Vivimos dos grandes temblores, primero afectó a Oaxaca y Chipas principalmente, y el segundo a la Ciudad de México y sus alrededores; quiero agradecer de corazón que nos hayan dado este premio que nos motiva a seguir adelante, a seguir unidos por nuestro México. Sabemos que nuestros hermanos puertorriqueños también están sufriendo. Debemos demostrar que nosotros, los latinos, unidos podemos hacer más. La fundación Duerme Tranquilo está apoyando con la reconstrucción de células importantes de centros de salud en México”, expresó Henkel. 

Entre otras actividades, también promueve en todo el país una cultura de servicio y cooperación activa de la sociedad civil a través de la recaudación de fondos para la Instituciones y Fundaciones del Sector Salud.

Casita María Center for Art and Education, otorga año con año esta distinción a personas de diversas partes del mundo que destacan por su labor altruista, y en su cena de gala reúne a más de 400 líderes en diversos ámbitos, así como a artistas, empresarios, diseñadores de moda, arquitectos y filántropos en torno a una buena causa.

En este evento también se premió Julia Salvi, cofundadora y visionaria del famoso Festival Internacional de Música de Cartagena; y a Elizabeth T. Peabody de Nueva York por su trabajo en salud mental y liderazgo en los Servicios de Consejería Maria Droste.