compartir en:

Sufrieron rechazo del entrenador nacional y tuvieron que mudarse a Islandia para sentirse aceptadas

La homosexualidad continúa siendo un “tabú” en México, considera la futbolista mexicana y seleccionada nacional Stephany Mayor, quien desde hace cuatro años mantiene una relación sentimental con su compañera de equipo Bianca Sierra.

En un reportaje publicado por el periódico New York Times, las futbolistas mexicanas relataron que en México sufrieron discriminación en el Tri femenil tras declarar abiertamente su relación homosexual.

Mayor y Sierra se conocieron en 2010 al participar con la Selección en la Copa del Mundo Femenil de Alemania. Tres años después, iniciaron su romance durante un torneo con el Tri en China.

“Para mí fue fácil abrirme con ella porque ella desde el principio tenía sus ideas claras de lo que quería, eso me ayudó mucho”, declaró Stephany Mayor.

Ambas futbolistas aseguran que siempre fueron abiertas sobre su relación con sus compañeras del Tri, quienes nunca les mostraron rechazo, sin embargo, sufrieron discriminación de parte del exentrenador, Leonardo Cuéllar.

“A mí no me importa si son novias o no, pero no las quiero ver ahí agarradas de la mano o haciendo desfiguros”, relata Mayor que les dijo de forma indirecta el técnico previo al Mundial del 2015.

Tras recibir insultos en redes sociales debido a su relación, las futbolistas emigraron a Europa para continuar sus carreras deportivas. Sierra fue contratada en Noruega y Mayor en Islandia. Debido a sus grandes actuaciones, ésta última pidió que su pareja también fuera contratada por su club a principios de año.