compartir en:

Este viernes, la trasmisión del programa BBC Breakfast  en Londres, se vio interrumpido por una serie de sonidos que se asemejaban a los gritos de una actriz pornográfica. 

Luego de que varios espectadores se manifestaron sorprendidos, descubrieron que se trataba de una broma que unos jóvenes decidieron hacerles a los responsables de la transmisión. 

El grupo de jóvenes se hizo responsable de lo sucedido. Pero ya era demasiado tarde, ya que todo quedó grabado y ahora circula en redes sociales.

Además, en la grabación también se puede ver la reacción de la reportera que decidió no hacer caso a los ruidos y terminar la transmisión, pero al terminar fue evidente su reacción de enojo