compartir en:

Un hombre quedó ciego y desfigurado luego de que su exnovia lo atacara con ácido sulfúrico tras un ataque de celos.

Daniel Rotariu, de 31 años, despertó una mañana horrorizado cuando su pareja lo salpicó con esta sustancia peligrosa que le destrozó la cara, informó el ITV del Reino Unido.

“Yo pensaba que era agua caliente, hasta que salí de la habitación y sentí un dolor abrumador en mi  boca”, señaló la víctima.

Rotariu pudo superar esta mala experiencia apoyado por su nueva novia, Anna Catanga, a la que conoció mientras se preocupaba por él.

Ana dijo que no importaban las cicatrices ni las heridas, pues destacó todas las virtudes de su pareja.

Rotariu instó al gobierno a regular el mercado de sustancias corrosivas en medio de un aumento de los ataques de ácido.

"El ácido produjo un daño irreversible, nunca seré el mismo, nunca olvidaré el shock”

Rotariu, es originario de Rumania y empezó a salir con Leong, quien afirmó ser 36 pero en realidad 51, pero su relación se volvió tóxica debido a sus celos y planeó mudarse justo antes de lanzar su ataque, informaron medios locales.

El hombre sólo desea que su exnovia arda en el infierno.