compartir en:

Este miércoles un hombre quien era buscado por violar a una menor de seis años en Costa Rica fue entregado a oficiales del orden público costarricenses por la Oficina de Detención y Deportación (ERO, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés).

Ramón Castillo Muñoz, de 50 años, fue puesto bajo la custodia de ICE el 31 de junio y deportado de los Estados Unidos el 2 de noviembre.

Castillo Muñoz partió bajo escolta del Aeropuerto Internacional Newark Liberty en Nueva Jersey al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría en San José, Costa Rica.

La remoción de Muñoz fue llevada a cabo por ICE como una “remoción de alto perfil”, una designación especial dada a fugitivos extranjeros, amenazas para la seguridad nacional, violadores de derechos humanos y otras remociones de interés especial.

“Hemos sacado de nuestras calles a un potencial depredador de niños y lo removimos para que se enfrente a la justicia en su país natal. Castillo Muñoz es una amenaza para la seguridad pública, quien huyó de la justicia en su país. Su remoción envía un mensaje a fugitivos internacionales: ellos no encontrarán santuario aquí”, dijo el director del oficina de campo de ERO en Newark John Tsoukaris.

“ICE continuará focalizando sus recursos de remoción en delincuentes violentos y otros extranjeros de alta prioridad que representan las mayores amenazas para nuestras comunidades”.

El 16 de septiembre, un juez de inmigración de la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Casos de Inmigración ordenó que Castillo Muñoz fuese removido de los Estados Unidos.