compartir en:

El pasado martes un antiguo funcionario gubernamental salvadoreño fue extraditado a España por su presunta participación en el asesinato de ocho personas en 1989, fruto de un incidente notorio que ocurrió en El Salvador durante la guerra civil de dicho país.

Esta extradición se realizó a raíz de una extensa investigación criminal por parte de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés).

Inocente Orlando Montano, 75, quien residía en Everett, Massachusetts, y otros 19 antiguos oficiales militares salvadoreños fueron acusados en España por los asesinatos de cinco sacerdotes jesuitas españoles en 1989 durante el conflicto civil salvadoreño, el cual duró 10 años. Una orden de arresto en contra de Montano fue emitida en marzo de 2011 por un magistrado español.

En respuesta a la solicitud del Gobierno de España, de conformidad con el tratado de extradición entre Estados Unidos y España, el Departamento de Justicia presentó una denuncia ante la corte federal de distrito para el distrito este de Carolina del Norte en abril de 2015, buscando la extradición de Montano a España.