compartir en:

En Michigan, el dueño de un restaurante defendió a a sus empleados, cuando un grupo de antes de ICE llegó a su establecimiento para realizar una operación. Sorpresivamente, los dueños les cerraron la puerta y les pidió que se retiraran. 

Los dueños cerraron las puertas

Alan Zakalik dueño del restaurante Café Zola en Ann Arbor dijo que fue su esposa Hediye Batu, la que salió a enfrentar a los agentes de ICE. Ella les dijo que no estaba, entró al lugar y cerró la puerta para evitar que ICE accesara al lugar a comprobarlo por ellos mismos. 

El dueño del lugar declaró a los medios locales que los agentes estaban armados por lo que todos sus clientes se alarmaron. 

Está pasando en más de un lugar

Varios dueños de restaurantes han dado a conocer que recientemente, las autoridades migratorias han realizado operaciones en contra de sus empleados. .

Por su parte, un portavoz de ICE afirmó que no se realizó ningún arresto durante su visita al Café Zola.