compartir en:

En Madrid, España, un grupo de personas se llevaron una sorpresa al intentar llevar a cabo un desalojo por incumplimiento de pago, pero se llevaron una gran sorpresa al encontrar al hombre muerto al hombre que debían sacar de la propiedad.

Lo más sorprende es que ya llevaba cuatro años de haber fallecido.

Los hechos ocurrieron en la  localidad de San Blas.

Cabe destacar que el hombre vivía en un departamento en un edificio de tres niveles.

El diario español El mundo, reporta que el cuerpo se encontraba momificado en una de las recamaras del lugar. 

Varios vecinos se sorprendieron con el hallazgo, por lo que la mayoría declaró que el hombre sufría de un mal hepático ya que sus visitas al médico eran constante. Aunque nunca se imaginaron que el cadáver el hombre estaría dentro de la vivienda. 

“¿Cómo es posible que llevase allí cuatro años fallecido?”, “Es increíble pero hemos estado cuatro años conviviendo con un cadáver sin saberlo”, fueron algunas de las declaraciones que dieron los vecinos. 

Aseguran que nunca les llegó un olor extraño, no se podían entender lo sucedido. Aunque un joven recordó que hace tiempo sí percibió un olor “a muerto”, pero no denunciaron.

“Agustín estaba enfermo. La última vez que le vimos con vida, en 2013, fue una tarde que vino una ambulancia y se lo llevó. No le volvimos a ver y creímos que había muerto en el centro médico”, comentó uno de los vecinos, publica el diario español.

Agustín era conocido y querido en el vecindario, pero no se le conoció familiares. Así que no había manera de saber sobre él.

El  cuerpo hombre fue hallado a mediados de noviembre, pero apenas la prensa local está dando a conocer el caso.