compartir en:

La historia de Ricardo Salas Martínez, de 24 años, es verdaderamente increíble, púes en menos de un año paso de interpretar a Jesús de Nazaret en el Viacrucis, a ser un violador detenido.

Martínez fue condenado a una sentencia de 20 años de prisión luego de abusar de su hija de apenas 8 meses de edad.

Esto ocurrió en el municipio de Asientos, Aguascalientes, cuando la madre de la menor salió a comprar materiales para el hogar, situación que aprovechó el sujeto para cometer el acto.

Cuando la joven volvió a casa, notó que su hija lloraba y sangraba. Salas Martínez restó importancia al hecho y afirmó que la pequeña se había caído.

Debido a que la niña seguía sangrando fue llevada a un hospital, donde los médicos se percataron del abuso sexual y alertaron a las autoridades, quienes aprehendieron a Ricardo.

De acuerdo con información de Univisión y El Debate, el Tribunal de Enjuiciamiento de Aguascalientes condenó al criminal a 20 años y 3 meses de cárcel.