compartir en:

Jéremy Ménez, el refuerzo europeo que tanto había esperado el América, arribó a la Ciudad de México y fue recibido por cientos de aficionados azulcremas en el Aeropuerto de la Ciudad de México.

El delantero francés ha causado altas expectativas al igual que el colombiano Andrés Ibargüen, pues son las principales apuestas de la directiva y cuerpo técnico para combatir la crisis de gol, aspecto que le impidió al club azulcrema avanzar a la final del torneo pasado, pues tanto en cuartos de final, ante Cruz Azul, como en la semifinal, contra Tigres, fue incapaz de marcar goles.

Ménez fue confirmado por el mismo equipo de Coapa el pasado viernes, pero fue hasta este martes cuando dejó su natal Francia y este miércoles reportará en las instalaciones del club para presentar exámenes médicos y firmar su contrato.

 

IBARGÜEN YA VISTE DE AZULCREMA

El colombiano Andrés Ibargüen también se encuentra ya en la Ciudad de México. Arribó al mismo aeropuerto durante las primeras horas de este martes, por lo que se presentó a la práctica del club y fue recibido con los tradicionales zapes por sus nuevos compañeros.

Al igual que Ménez, el colombiano fue recibido por un nutrido grupo de seguidores que le cantaron el jugador.

Miguel Herrera aseguró el sábado, después del partido contra Querétaro, que pondrá sobre la cancha a sus refuerzos extranjeros una vez que éstos hayan realizado los trámites migratorios y valore el estado físico de cada uno, así como el ritmo futbolístico, por lo que podrían tener actividad este sábado ante Pachuca o hasta la jornada 3, en la visita a Pumas.

FRANCESES SE PONEN DE MODA

Ménez, de 30 años de edad, es el tercer jugador galo en la Liga MX en los últimos tres años. En 2015 Tigres sorprendió con el fichaje de André-Pierre Gignac, quien es un ídolo en la institución felina.

En 2016 el mismo equipo norteño contrató a Andy Delort, aunque no le fue bien y regresó a su país para integrarse al Toulouse. En ese mismo año, el defensa  Timothée Kolodziejczak se unió a la plantilla regia, pero desde su llegada sólo ha disputado un partido con el primer equipo, ante Veracruz en la décima jornada.

Ménez jugó en su país para el Sochaux, Mónaco, PSG y Girondins. En Italia lo hizo para la Roma y Milán. Su último equipo fue el Antalyaspor de Turquía, donde cosechó críticas por su bajo rendimiento, pues en 9 juegos no pudo marcar goles.

En total, Ménez 442 partidos y suma 76 goles. Con la Selección de Francia disputó 24 encuentros y firmó dos tantos.