compartir en:

Luego del incidente en el que un grupo de migrantes fue dentro de un tráiler; en el que ocho estaban muertos y otros 30 en condiciones graves. Varios mexicanos estaban dentro de este vehículos entre ellos José Rodríguez, de 34 años de edad, quien era originario de Aguascalientes y murió al intentar cruzar la frontera en busca de una mejor vida para él y su familia. 

Ramiro Salas Pizaña, el presidente municipal del El Llano, en Aguascalientes, dio a conocer que el migrante es uno de los siete que murió, originarios de esta ciudad. Además informó que el hombre salió hacia Estados Unidos el pasado 10 de junio; José tenía cinco hijos a los que quería darles una mejor vida. 

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ya está informada sobre la muerte de mexicano y se realizarán los trámites necesarios para repatriar el cuerpo. 

José sólo quería darle una mejor vida a su familia

Las familias de los migrantes mexicanos ofrecieron un rosario en memoria de los migrantes y con lágrimas en los ojos no pudieron ocultar su tristeza. A unos cuantos metros de donde fue encontrado el tráiler, los familiares improvisaron un altar, donde ofrendaron agua que para ellos representa una de las causas de su muerte y la pureza de sus almas. 

Además incluyeron algunos juguetes ya que un menor de edad también perdió la vida.

Familiares podrían ir a identificar los cuerpos

Por otro lado, se está analizando la posibilidad de tramitar visas para los familiares acudan a la identificación de los cuerpos y que así todos sean repatriados. 

El conductor ya fue detenido

autoridades federales dieron a conocer que el conductor del tráiler estacionado en un supermercado del sur de San Antonio, Texas, en cuya caja fueron encontrados ocho inmigrantes indocumentados muertos y otros 30 más en graves condiciones, está detenido.

Richard Durbin, procurador federal para el oeste de Texas, identificó al chofer del tráiler como James M. Bradley, de 60 años de edad. Bradley fue procesado e internado la mañana de este domingo en una cárcel de San Antonio bajo cargos de contrabando de extranjeros.

Bradley es el propietario y el operador del tráiler que laboraba bajo la razón social de Pyle Transportation, una compañía de transporte de carga con sede en Schaller, Iowa.

El chofer no estaba autorizado a transportar nada en Texas cuando los inmigrantes fueron descubiertos, informaron Mike Pyle y Tom Kolton, administradores de Pyle Transportation en declaraciones al periódico The San Antonio Express News.

Tanto Pyle como Kolton dijeron que estaban sorprendidos por la noticia de las muertes. "Esto es terrible", dijo Pyle en referencia a las víctimas.

Nuria Olascoaga, vocera del consulado de México en San Antonio, señaló que personal consular está en los diferentes hospitales y en la oficina del Médico Forense, indagando la nacionalidad de las víctimas hospitalizadas y fallecidas, para en caso de confirmarse que son mexicanas brindar los servicios de apoyo necesarios.

El camión estaba parado al menos desde la noche del sábado en una esquina del estacionamiento de una tienda Walmart en el suroeste de la ciudad, adyacente a la carretera interestatal 35 que conecta a San Antonio, con la comunidad fronteriza de Laredo, Texas.