compartir en:

Un joven de 21 años fue condenado a 52 años de prisión por asesinar a su exnovia y arrojarla desde un precipicio de Alabama.

De acuerdo al periódico The Sun, los hechos ocurrieron en agosto de 2015, cuando el joven Loren Bunner  invitó a Jolee Callan de 18 años a realizar una marcha senderista y en un lugar apartado, le disparó dos veces con una escopeta, una bala fue directo a su nuca y otra entre los ojos , después la arrojó al vacío.

Antes de cometer el asesinato, Bunner publicó en su cuenta de Instagram imágenes de Jolee con vida.

Horas después, el joven llamó a la Policía, para confesar el asesinato y afirmar que se trató de un pacto suicida del que él no se atrevió a cumplir.

Sin embargo familiares de Jolee afirmaron que había hecho planes a futuro y no parecía deprimida. Además, la joven le escribió a una amiga en tono de broma: “Si me sucede algo, sabrás con quién estuve”.

Tras la investigación las autoridades consideraron que Loren  llevó a cabo su plan homicida porque no asimilaba que Jolee decidiera terminar con la relación.

El pasado mes de julio, Loren Bunner se declaró culpable y les presumió a sus compañeros de celda el asesinato y les comentó que Jolee Callan sería suya o de nadie.