compartir en:

Una joven pasó una escena bochornosa luego de tener problemas en el baño de su cita, la cual había conocido a través de Tinder.

Tras una cena, ambos jóvenes se dirigieron al departamento de él.

Iba retocarse el maquillaje 

La chica dijo que tenía que “espolvorearse la nariz” y pasó al baño, y sin quererlo, tapó el inodoro.

Sin saber qué hacer, la joven tomó con sus manos el excremento del escusado, lo envolvió en papel higiénico e intentó arrojarlo por una ventana, sin embargo, ésta tenía un doble fondo de vidrio, motivo por el cual el ‘paquete’ machó los cristales y se quedó en el borde intermedio.

Fracasó en la acción

Con tal de deshacerse de ‘la evidencia’, la chica trató de sacar el ‘paquete’, pero en su intento fracasó y quedó atorada entre ambas estructuras.

Luego de unos minutos, la chica pidió auxilio a su date y terminaron llamando a los Bomberos, quienes la rescataron.

Un desastre

Pero, la ventana quedó destrozada por lo que tuvieron que reemplazarla con una nueva.

“No me quejo, hicieron lo que tenían que hacer. El problema es, que tengo que pagar 300 libras para reemplazar la ventana”, comentó el joven.

Horas después, el chico contó su historia a través de redes sociales y ésta se volvió viral. 

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Bristol, Reino Unido.