compartir en:

Un año después de la tragedia aérea en la que murió la mayor parte del plantel del Chapecoense, el club brasileño ha vuelto a festejar de forma dramática, pues en el último minuto, el equipo verde se impuso 2-1 al Coritiba en la última fecha del torneo brasileño.

Con el resultado, Chapecoense se clasificó a la fase de repechaje de la Copa Libertadores, por lo que la afición festejó efusivamente. Una vez terminado el partido, los tres jugadores sobrevivientes del accidente aéreo dieron la vuelta olímpica a bordo del carrito de las emergencias.

Hace unas semanas, el cuadro verde eludió el descenso después de un inicio de temporada irregular, pero termina la campaña con 10 partidos consecutivos sin derrota y en el octavo sitio de la liga brasileña con 54 unidades, 18 menos que el campeón Corinthians, por lo que los festejos continuaron en los vestidores, donde el presidente del club fue rapado por los jugadores.