compartir en:

El caso Marjorie de Sousa y Julián Gil aún sigue dando de qué hablar, debido a que los actores tenían una cita este lunes en el juzgado 12 de la Ciudad de México, por lo que sus abogados fueron en su representación.

Al salir de la audiencia, los defensores de la venezo­lana, Alma Peña y Orlando Padilla, afirmaron que Gil no ha cumplido con el acuerdo de manutención.

“La pensión (provisional) está fijada en un porcen­taje del 20%, pero él no ha querido darlo. Tampoco ha querido ver al niño, porque pidió que se le cance­laran las visitas hasta el 14 de agosto, creo que está en la playa, de vacaciones y no ha querido ver al niño”, afirmó Peña en entrevista para Univision.

En consecuencia, los abogados dijeron que desde el nacimiento de Matías, el pequeño sólo ha recibido 16 mil pesos mexicanos, lo que equivale a 888 dóla­res, cantidad que se ha utilizado para el pago de dos enfermeras, seis paquetes de pañales, dos botellas de leche y dos de agua.

Durante el mes de junio, De Sousa fue criticada de­bido a que apareció en la portada de la revista People en Español junto con Matías, lo que causó indigna­ción y críticas por parte de sus seguidores, acusán­dola de lucrar con la imagen del niño recién nacido.

Geraldine defiende a su familia

Los problemas de la venezolana y el argentino tam­bién han causado conflicto entre Gabriel Soto y su esposa Geraldine Bazán, ya que hace poco acusa­ron a Soto de ser el padre del hijo de Gil, debido al parentesco y al color azul de sus ojos del actor mexicano.

Sin embargo, Bazán salió en defensa de su familia, por lo que afirmó en conferencia de prensa: “A palabras necias, oídos sordos. Las cosas que se tienen que hacer ya se hicie­ron y finalmente nosotros seguimos con nuestra vida”.

La actriz lamentó la situación que pasa De Sousa:

“Pobre Marjo, defi­nitivamente no me gustaría estar en sus zapatos; ha recibido mu­chos insultos”.