compartir en:

El cantautor español Miguel Bosé, con más de cuatro década de trayectoria, dedica por lo menos seis horas al día a la labor social; sin embargo, no se ve sin componer, "es algo que me arrastra, es mi autoría, mi autoridad, mi lenguaje, mi territorio".

Hay ocasiones que, quiera o no, se levanta a las tres de la mañana porque "hay algo que le zumba" y siente la necesidad de capturarlo; esos escritos posteriormente pueden convertirse en canción.

Escribir es la labor de Bosé, subrayó, pero el ciudadano Miguel es el que se ocupa de otros aspectos sociales.

Al respecto compartió su emoción porque gracias a la labor de la fundación Paz Sin Fronteras, que encabeza con el cantante colombiano Juanes, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Suiza, reconoció la paz como un derecho universal.

Dicha declaración luego fue ratificada, en noviembre del año pasado, por la Asamblea General de la Organización de las Naciones en la ciudad de Nueva York.

Bosé también dedica gran parte de su tiempo a la defensa del patrimonio indígena y la preservación de los océanos, al tiempo que lucha contra la propagación del sida y el cambio climático; "es mi espectro de cotidianidad, en el cual trabajo por lo menos seis horas".

"Se necesita que Bosé esté allá arriba (con su música) para que la mediatización de todo lo que hace tenga más repercusión", expuso el cantautor, quien en el marco de su gira "Estaré", el 19 de febrero cantó para miles de personas reunidas en el Zócalo de la Ciudad de México, lo que describió como impactante.

"Después de haber hecho el concierto vi la fotografía del Zócalo, con toda la gente y toda la asistencia… si yo lo he visto antes, no salgo, era im-pre-sio-nan-te", subrayó el hispano.

El también actor enfatizó que lo que vivió el domingo pasado cuenta mucho porque se trató de un público diferente al que acude al Auditorio Nacional.

"Es el gran público de la ciudadanía mexicana y ver que estaba tan presente es uno de los más grandes honores y halagos", reconoció Bosé.

Además se declaró sorprendido de sí mismo por haber comenzado la gira "Estaré" en la CDMX, más precisamente en el llamado "coloso de Reforma", con tres conciertos llenos, y por si fuera poco el recital en el Zócalo.

"Fue un arranque muy fuerte pero muy exitoso", añadió el cantante, quien visitará diversas plazas de México, Estados Unidos, Colombia, Argentina, Chile y cerrará en su país natal el 9 de septiembre en el teatro Romano, en Mérida, España.

En el terreno musical Bosé sigue "creando" porque considera "esta carrera nunca acaba".

Luego de lanzar su reciente placa discográfica "MTV Unplugged", que en octubre de 2016 se hizo acreedora a un disco de oro por sus altas ventas, en días pasados el mismo álbum fue certificado como disco de platino.

Respecto a las ventas del disco, Bosé se manifestó satisfecho porque "es una maravilla, es un honor. Eso quiere decir que la gente conecta con lo que haces"; y es que el cantautor no para de componer y lo hace "por urgencia y por necesidad", lo que aprovecha cuando tiene inspiración.

Acotó que cuando compone no piensa en nada, solo se deja llevar por la inspiración; sin embargo, cuando tiene listo un proyecto, lo único que desea “es que, por favor, que conecte con la gente, que me lo robe y lo haga suyo".

Miguel Bosé reiteró su amor por México y manifestó su opinión respecto a la situación que enfrenta el país por la intención del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de levantar un muro en la frontera de ambas naciones.

Mencionó que es necesario que el ciudadano sea más nacionalista. "El mexicano es un ser que tiene orgullo patrio" y debe enaltecer su autoestima.

Consideró, como ejemplo, que si a los integrantes de las diversas culturas indígenas se les reconoce su dignidad y se les da “los medios, ellos van a proveer de los recursos para que no tengan que emigrar”.

El cantante, que actualmente radica en Panamá, dijo que extraña su país de nacimiento, pero que decidió vivir en esa nación centroamericana por diversas cuestiones, la más importante: la familia.

También porque Panamá, debido a su ubicación geográfica, tiene una "altísima conectividad" lo cual le permite viajar en vuelos directos "a todos lados".

Señaló que 95% de su mercado se encuentra en Latinoamérica, ya que desde los 20 años de edad llegó con su proyecto musical. Ahora, con 40 años de trayectoria, está consolidado.

Sin embargo para continuar vigente necesita estar aquí y "mantenerse fuerte tanto en el ámbito de la música", como para seguir con su labor social y de paz en beneficio del mundo.