compartir en:

A través de Instagram, Alejandro Fernández, un padre de familia latino de origen venezolano, subió el video que relata la situación que vivió el sábado pasado.

Fernández conducía un automóvil en compañía de su familia, quienes comenzaron a grabar tras percatarse de que un Ford Mustang paseaba por West Alabama Street fuera de control.

En la grabación puede escucharse cómo el venezolano decide seguir al Mustang hasta detenerlo, para evitar que un accidente ocurriera. Cuando lo alcanzó, obligó al conductor a bajar y las autoridades tomaron el mando de la situación.

Al parecer el conductor del Mustang, Sirkon Ash, un joven de 28 años, se encontraba en estado de ebriedad y se presentaron cargos en su contra por conducir bajo influencia de sustancias.

“Su carro era un arma, podría haber matado a cualquiera” dijo el latino a la cadena de televisión local KHOU.

 

En otra entrevista dijo que todo lo que hizo estuvo justificado, y contó que antes ya había perdido a un amigo en un accidente de tránsito que involucró a un conductor ebrio.