compartir en:

Le corta los dedos a su esposa para que deje los estudios.

Rafiq Islam, un hombre de 30 años originario de Bangladesh, tomó la decisión de cortarle los dedos a su esposa para que dejara sus estudios universitarios.

El agresor trabajaba en los Emiratos Árabes Unidos, mientras tanto, su mujer buscó la oportunidad de estudiar la universidad a escondidas porque él no se lo permitía. A su regreso, Rafiq se dio cuenta de lo que sucedía y le dijo que si no dejaba de estudiar, pagaría las consecuencias.  Al parecer, la situación provocó los celos del marido, pues no quería que ella siguiera preparándose, ya que él sólo había cursado hasta el segundo año de secundaria. De acuerdo con los medios locales, Hawa relató que su esposo le pidió hablar y ella accedió, pero de repente le vendó los ojos, le amarró la mano derecha y le amputó los dedos, un familiar de Rafiq le sugirió tirar los dedos a la basura para que los médicos no pudieran pegarlos de nuevo. La policía de Bangladesh tomó cartas en el asunto y  detuvo al sujeto, quien podría enfrentar cadena perpetua.

Por su parte, Hawa se esfuerza por aprender a escribir con la mano izquierda para completar sus estudios.