compartir en:

Luis Miguel ha decidido ajustar las cuentas pendientes que tiene con la justicia, ya que durante el 2016 fue demandado por diversas situaciones. Para aliviar la carga, El Sol llegó a un acuerdo económico con una compañía debido a que tenía un adeudo de 232 mil 560 dólares por la ausencia de pago de la renta de una residencia ubicada en Los Ángeles, California.

Ante la Corte Superior de Los Ángeles, Luismi logró hacer un trato; sin embargo, no se dio a conocer la cantidad que el artista deberá pagar. El pacto anterior da por finalizada la deuda que tenía el cantante en la Unión Americana.

AÑO DIFÍCIL

El año anterior fue de constante demandas para el intérprete de “La incondicional”; una de las más polémicas fue la emitida por Alejandro Fernández  por incumplimiento de contrato, ya que Luismi no respetó el acuerdo establecido entre ambos por la gira que realizarían en conjunto. El Potrillo lo demandó por siete millones de dólares, pero hace unas semanas el conflicto finalizó debido a un acuerdo entre los cantantes.

Otra de las demandas fue la establecida por su exrepresentante William Brockhause, quien lo acusó ante las autoridades por despido injustificado; gracias a un acuerdo extraoficial, el artista también se libró de esta demanda.

UN SOL DIFERENTE

Este año el artista se ha renovado, por lo que además de promocionar su más reciente producción discográfica “La fiesta del mariachi”, el cantante también afina los detalles de lo que será su próximo tour. En la Ciudad de México se presentará el próximo 21, 22, 23, 27, 28, de febrero, así como el 6, 7 y 8 de marzo.

 

En 2015, Luis Miguel tenía programados varios conciertos en el Coloso de Reforma, pero debido a problemas en la garganta decidió cancelarlos. Para evitar la misma situación, este año, los encargados del recinto le pidieron un examen médico para asegurarse de su condición médica.