compartir en:

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), dio a conocer que sus agentes decomisaron más de media tonelada de marihuana mientras intentaban ingresarla a territorio estadounidense por medio del cruce internacional de Del Río.

Por medio de un comunicado, la CBP indicó que los oficiales localizaron 590 kilogramos de marihuana escondidos dentro de un camión comercial que se dirigía a St. Louis, Missouri.

El contrabando, que estaba escondido de un cargamento de arena de sílice, fue detectado la semana pasada por perros especializados en olfatear drogas y equipos de imágenes no intrusivas, precisó la CBP.

"Los contrabandistas hacen todo lo posible para llevar sus productos ilícitos a Estados Unidos”, dijo Alberto D. Pérez, director del Puerto de Entrada de Del Río.

“El entrenamiento, la experiencia y la dedicación de nuestros agentes de primera línea de CBP han evitado que otra carga de contrabando llegue a nuestras comunidades”, señaló.