compartir en:

Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y expertos de instancias federales y del gobierno de Morelos analizan los daños  causados  por el sismo en los  manantiales  de  esa entidad,  de los cuales brota poca o casi nada de agua.

Consecuencia de sismo

Durante  el encuentro  efectuado  en  Cuernavaca,  se  informó  que a consecuencia  del  sismo  del  19  de septiembre, se afectaron los manantiales de Agua Hedionda, en Cuautla; San Ramón y Palo Bolero, en Xochitepec; y Apotla, en Puente de Ixtla. En consecuencia,  los  balnearios  de  Agua  Hedionda  y  San  Ramón,  cuyos manantiales tuvieron las afectaciones más graves, se encuentran cerrados.

Relación volcánica

La UNAM informó que han muestreado desde hace más de 20 años varios manantiales alrededor del volcán  Popocatépetl  para  indagar  la  relación  de  éstos con la actividad volcánica. El sismo  movió  sedimentos suaves provenientes del Popocatépetl, a lo que se sumaron las lluvias. “Esa mezcla de factores está produciendo afectaciones en los manantiales”, comentó la investigadora Ana Lillian Martin del Pozo.