compartir en:

Tras dos días de visita que realizó la pareja presidencial de los Estados Unidos en Francia, este viernes al llegar al aeropuerto Internacional Newark Liberty, Nueva Jersey, el presidente Donald Trump, mostró una vez más qué lo suyo no es ser caballeroso con su esposa Melania.

En medio de una fuerte lluvia, los Trump descendieron por la escalinata del Air Force One tomados del brazo, mientras Trump sostenía un paraguas.

Cuando llegaron a la camioneta que abordarían, el mandatario subió primero y no le abrió la puerta a la primera dama, quien tuvo que rodear el vehículo para poderse subir mientras era acompañada por una oficial.

Video UNOTV