compartir en:

Dos mexicanos fueron acusados ante una corte federal en Tucson de ofrecer 10 mil dólares a un agente de la Oficina de Inmigración y Protección Fronteriza (CBP) en la comunidad fronteriza de Naco, Arizona, por cada vez que permitiera ingresar a Estados Unidos una camioneta cargada con marihuana.

De acuerdo con la acusación interpuesta ante la corte, Francisco Bustamante Espinoza, de 39 años, y Abel Germán Germán, de 44 años, tienen vínculos con una organización de tráfico de drogas.

Según la acusación, presentada esta semana, Bustamante Espinoza ofreció el trato a un agente de la CBP el 27 de junio pasado.

Bustamante Espinoza informó al agente que la camioneta transportaría en cada envío unos 50 kilogramos de marihuana y que se le pagarían 10 mil dólares cada vez que el vehículo cruzara el contrabando.

Un mes después de que Bustamante Espinoza originalmente hizo la propuesta al agente, Germán Germán le informó al funcionario que la camioneta fue enviada a un taller para ser confeccionada con un compartimento para ocultar la marihuana.

El pasado 6 de agosto, Bustamante Espinoza y Germán Germán informaron al agente que habían aceptado ofrecerle un adelanto de cinco mil dólares con la esperanza de que viera cuán comprometidos estaban con la propuesta.

Ambos fueron detenidos poco después y “ningún dinero cambió de manos”, de acuerdo con la acusación.