compartir en:

A través de una entrevista con Denisse Maerker, la mexicana indocumentada Sixta Delgado, aseguro que los migrantes mexicanos no le quitan el trabajo a los estadounidenses, la realidad es que sólo hacen el trabajo que los ciudadanos de ese país rechazan.

“Este es un trabajo muy duro. Yo no he visto a ningún americano que venga y se ponga a podar unas matas de uvas. ¿Por qué dicen que les venimos a quitar el trabajo? Yo no vine y dije, soy mejor que tú, déjame el lugar”, cuestiona la mujer.

Delgado, quien vive en Estados Unidos desde 1999 y es originaria del municipio de Arcelia, en la Tierra Caliente de Guerrero, rechaza la validez de los argumentos expresados por muchos seguidores del presidente estadounidense Donald Trump,  quienes exigen la deportación masiva de migrantes indocumentados, alegando que les quitan fuentes de empleo y son los responsables de la inseguridad en su país.

 “Somos gente de trabajo, venimos a trabajar, no venimos a delinquir ni nada por el estilo”.

Sixta se levanta a las 05:00 de la mañana, para irse a trabajar a un viñedo ubicado a 9 kilómetros de su casa, en Lodi, California y al igual que todos los indocumentados que trabajan en el viñedo no tienen ningún beneficio. “No tenemos días festivos, prestaciones, aguinaldos, no tenemos nada”.

Hace 18 años el esposo de Sixta, un Policía Municipal, fue asesinado en Cuernavaca. A partir de ese momento recibió amenazas que la obligaron a dejar México en el verano de 1999 para probar suerte en EU, donde vive con cuatro de sus hijos, dos de los cuales son beneficiarios del Programa DACA. Además tiene 8 nietos y uno que está por nacer.

Lo que más molesta a Sixta, según dice, es ver que en los parques, donde lleva de paseo a sus nietos, hay “muchos americano tomando, drogándose, pidiendo dinero”, mientras ella, que todos los días cumple una jornada laboral de 10 horas está en peligro de ser deportada por las políticas de Trump. 

“¿Cómo es posible que nos traten de esta manera, cómo es posible que no se den cuenta que somos gente que podemos producir, que podemos ayudar al país a salir adelante?”, cuestiona.